• 13 abril, 2024

SATISFACTORIA LA CIRUGIA A JAVIER CORTES

15 de septiembre en la plaza de toros de Las Ventas.

Se cumplía la corrida concurso de ganaderías (tercer festejo de los programados por la empresa Plaza1 en la plaza de toros de Las Ventas). Transcurría la lidia del tercero de la tarde que lucía la divisa del Marqués de Albaserrada correspondiente al diestro Javier Cortés que le toreaba de muleta. Ejemplar que de salida mostró condiciones nada favorables para la lidia. Empujó en el peto los tres puyazos, sobre todo el primero. Apretó en banderillas y ya con la muleta no le permitió a Javier Cortés desplegar su toreo ante las complicaciones. En un feo derrote le hirió la cara y lo levantó del suelo de fea manera. Con la mejilla ensangrentada fue trasladado en volandas a la enfermería desde donde se le derivó al Gregorio Marañón con daño en globo ocular. Robleño mató al astado tras pinchazo, media y descabello.

Según las declaraciones de Antonio Molina, hombre de confianza de su cuadrilla, hechas ante diferentes medios de comunicación manifestó:  ‘Han podido reconstruir el globo ocular, ahora lo que más preocupa a los médicos es una posible infección, por toda la suciedad del pitón en una zona tan delicada como el ojo, nos han insistido en que debemos ser pacientes, porque es pronto para hacer un juicio sobre el estado del globo y el nervio óptico, primero, debe bajar la inflamación y ver cómo es la evolución’ .

Nos avisaron de que no iba a ser una intervención de una o dos horas, que va a ser una operación larga, compleja, además tenía el condicionante añadido de que Javier sufrió en 2016 en el campo un desprendimiento de retina y sólo tenía ya aproximadamente un 40 por ciento de visión en ese ojo, todo esto repercute a la hora de calcular con mayor precisión la envergadura de las lesiones que pueda tener en el nervio óptico‘, lamenta desde el propio hospital, tras pasar a ver su torero.

Por: Leopoldo Portilla Mesa.