• 20 abril, 2024

ILUSION PERDIDA

ILUSION PERDIDA

Es la de los pequeños de las diferentes regiones de Colombia y la de los alumnos de la Escuela Taurina de la Sagrada Concepción de Une. Sufrirán en su estado emocional en el momento  en que se enteren que su deseo por obtener su objetivo de ser figuras del toreo no es posible a causa de un fenómeno político, arbitrario, dictatorial, prohibicionista-anticultural que vulnera sus Derechos. 

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

Frustrante y víctimas de una arbitraria campaña en contra de la tauromaquia a nivel global  ha convertido a los niños y adolescentes -que en su mente tienen la ilusión de aprender lo que para ellos además del gusto por esa profesión de torero- es la de satisfacer un deseo innato.

El anti-taurinismo que se ha gestado en el planeta desde hace muchos años, convertido ahora en una bola de nieve que recoge a su paso a personas de todos los pelambres involucradas en el tema político del cual aprovechan el poder que les confiere la sociedad a través del voto en las urnas para obtener un estatus y cobrar importancia, sin importar el -cómo ni la forma-. El facilismo, les lleva aceleradamente al campo de la corrupción, particularmente en Colombia, estado en el que nada importa a tal punto de venderse al mejor postor. Bajo el disfraz del proteccionismo animal han vendido no solamente su alma, si no la idea de prohibir la celebración de las corridas de toros y los espectáculos afines, calificados según ellos como de barbarie. Es verdad que la ignorancia es atrevida. Han cortado de tajo la ilusión, su sentimiento de alegría y la satisfacción que produce la realización o la esperanza de conseguir algo que se desea intensamente. Esta generación de chiquillos que deseaban ser felices y hacer felices también a los de su entorno, ya no es posible. Culpables aquellos que procuraron tal situación. Los que no salieron de la zona de confort-excluyente y los que como Judas Iscariote -los vendieron- para luego pasar factura.

Foto: Jefferson Rey de 9 años y alumno de la Escuela Taurina de la Sagrada Concepción.

Leave your Comments