• 26 mayo, 2024

“JUAN DE CASTILLA” PUERTA GRANDE

“JUAN DE CASTILLA” PUERTA GRANDE

El diestro colombiano Juan de Castilla exhibe una vez más lo que lleva dentro de buen torero este lunes 28 de agosto en la localidad segoviana de Cuellar. Una oreja en el 1º y dos en el 5º toros que lucieron la divisa de la ganadería del Partido de Resina (Pablo Romero). Presentación realizada al lado del salmantino Juan del Alamo (oreja y silencio) y del venezolano Jesús E. Colombo (vuelta y oreja).

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

Nada más gratificante para el torero antioqueño este triunfo en esta Villa y Tierra de Cuellar y en esta fecha tan significativa para el toreo que recuerda con nostalgia la trágica muerte de uno de los Califas de Córdoba Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”.

Juan de Castilla ha cortado una oreja en el 1º y dos en 5º astados pertenecientes a la ganadería Partido de Resina hierro que antaño se lidiaba con el nombre de -Pablo Romero- al que las figuras de la época evitaban por aquel prurito de estar considerado entre el grupo de los -duros-. Corrida que hizo parte del fogueo del espada colombiano, puesto que el próximo 17 de septiembre tiene el serio compromiso de confirmar su alternativa en la primera plaza del mundo Las Ventas de Madrid. Tras varios años de su permanencia en la península el torero del barrio Catilla de la ciudad de Medellín viene enriqueciendo su tauromaquia que le servirá de soporte a su actuación ojalá -exitosa- en el tauródromo de la calle de Alcalá.

Juan de Castilla cortó una oreja a «gitano» y dos al quinto, por aquello de no hay quinto malo, de nombre «tijera» que además fue premiado con el pañuelo azul por parte de José María Costales, a cargo de la Presidencia técnica. Decidido, entregado, valiente, valeroso y con ganas ante los dos ejemplares de su lote, dos toros con toda la barba, muy bien presentados como todo el encierro. Tanto es así que el público aplaudió de salida a «ermitaño» y a «gitano» además de hacerlo también en el arrastre. Al quinto le dieron la vuelta al ruedo, mientras que pitaron en menor medida a «notario», el cuarto de la tarde.

Leave your Comments