• 18 julio, 2024

TERMINA EL 2022

TERMINA EL 2022

Un año en el que todavía no desaparece el Covid19. Un año en el que 11.2 millones de colombianos escogieron un gobierno de izquierda que en sus casi cinco meses de gestión ha generado más temor que tranquilidad tanto a nivel nacional como internacional por sus decisiones equivocadas y posteriormente rectificadas.

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

El escepticismo continúa en crecimiento. El inicio de este nuevo gobierno parece no tener claro el rumbo a seguir. Acciones y declaraciones polémicas a diario de quien preside y de sus funcionarios tienen que ser rectificadas lo que demuestra que quienes están ejerciendo no tienen la experiencia suficiente para desempeñar con responsabilidad y criterio el cargo para el que fueron nombrados. La metodología expresada en sus aseveraciones pareciera ser aplicable en otras naciones, más no en esta que necesita de proyectos viables que solucionen las dificultades y necesidades que afronta con carácter de urgencia. Se tiene que vivir el día a día con la realidad porque el futuro lo están haciendo más oscuro. Esa política comunista que ahora se denomina progresista pero -apocalíptica- conducirá a la sociedad que hace parte de la que no le apostó a este viraje político a perder capacidad y condiciones en trabajo y vida personal.

Incertidumbre, improvisación, temor, es lo que se está viviendo por las manifestaciones públicas de dirigentes que aprovechan el respaldo de la maquinaria que montaron en el Congreso que aprueba con celeridad sus proyectos que poco favorecen a los ciudadanos. Temas tan sensibles como el de los Hidrocarburos cuya explotación fenecerá prontamente. El de las Pensiones, el de la compra de aviones de combate, el de la Bienestarina, el de los gestores de paz, el de las vías terciarias, el tren del Pacifico, el de la compra de tierras a los ganaderos,  el tema económico y el más gordo de todos el de la paz total. ¿Cómo se puede vivir tranquilo cuando todos quienes integran el gobierno hacen diferentes manifestaciones en todos los escenarios públicos o privados y posteriormente rectificarlas? 

A todos mis lectores les deseo un feliz, tranquilo y esperanzador 2023.

Leave your Comments