• 27 mayo, 2024

AUGUSTO GARZON… HASTA SIEMPRE

AUGUSTO GARZON… HASTA SIEMPRE

Lamentable la noticia conocida en las horas de la mañana de este miércoles 9 de junio del fallecimiento del ganadero de reses bravas Augusto Garzón Murcia a causa de la pandemia del coronavirus en su pueblo natal de Ubaté.

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

Hombre que vivió para la fiesta. Estudioso y apasionado por el tema, entre los de mayor impacto e inquietud le despertaron fue el de la sicología del toro y el de la alquimia. Labor que realizaba en la ganadería de manera muy personal con la exigencia requerida en <El Billete> nombre de la finca donde pastaban los toros. Pasión que también le llevó a incursionar en otros campos -empresario y apoderado-. Fundó en compañía de su progenitora D. Emma y de su hermano Jorge, ambos ya fallecidos, la ganadería “Garzón Hermanos”. Dos encastes manejaron el de Santa Coloma (vía Joaquín Buendía), dos sementales famosos en la cabaña que pastaron durante muchos años en la dehesa de nombres -Buenosdías- y -Zurraqueño-.  El semental estrella de la línea Núñez marcado con la famosa (R) de nombre -Alabardero- dejaron una gran simiente. Vinieron a nuestro país en las últimas importaciones que tenían autorización gubernamental. Ganadería triunfadora en muchas plazas y en las ferias más importantes. Impulsó a gran nivel la feria de Ubaté, la puso a figurar entre las grandes de la provincia, a la que acudieron las figuras nacionales y extranjeras. Apoderó algunos toreros de la tierra que desafortunadamente se desengañaron prontamente. Fue una región de tradición taurina afición que por aquellas circunstancias de la malajería de los contradictores no se ha podido reponer.

Desaparece un hombre multifacético, bueno, amigo sincero, generoso, ayudaba a quien lo necesitaba sin miramientos de ninguna clase. Su otra pasión fue la política a la que incursionó cuando aún no cumplía los treinta años y fungía como Diputado en la Asamblea del departamento de Cundinamarca y llegó a ocupar una curul en la Cámara de Representantes a la que renunció por el desencanto de los manejos nada claros que se daban a los proyectos. Buen conversador y de mucha chispa en las conferencias largas cuando estaba en compañía de sus amigos que las hacía muy agradables. Amante de la música colombiana y en las tertulias de mayor familiaridad hacía demostración de su incipiente capacidad para tocar el tiple.

Augusto Garzón Murcia ha terminado su paso por esta tierra. El viaje emprendido le llevará al encuentro con el Todopoderoso y con el numeroso grupo de taurinos que se han adelantado.

A quienes le sobreviven especialmente a su hermana Marta, hijos, sobrinos y demás familiares y amigos nuestro abrazo solidario.

Foto: Augusto en su casa de Punta de Vega (Ubaté)

DEP

Leave your Comments