• 22 junio, 2024

INICIA EL CONCURSO

INICIA EL CONCURSO

Casi medio centenar de participantes muy pocos de los partidos tradicionales y otros de los partidillos aparecidos, resultantes de la fragmentación, que apuestan para llegar a la Presidencia de Colombia han iniciado la carrera por diferentes medios, firmas, alianzas de momento de conveniencia y de la infaltable mitomanía que hace parte del discurso.

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

La puja política que se ha iniciado en Colombia prontamente para saber quién pueda suceder al actual presidente ha despegado con un número increíble de participantes, medio centenar aproximadamente -susceptible de aumentar- que entran en el concurso del todo vale y/o -juego sucio-. Argumento básico, el discurso mitómano y promesero con el que esperan primordialmente captar los votos necesarios en la primera vuelta, cita electoral del mes de mayo 2022  para lograr su objetivo. En ese nutrido abanico, se encuentra de todo como en botica, -así reza el refrán popular- ¿pero quién de ellos, tiene en la cabeza la solución de angustia, temor, desesperanza, inequidad, desempleo, inseguridad y de acabar con la corrupción de éste país? ¿Alguno podrá generar confianza y esperanza? 

El tema es para analizar detenida y concienzudamente por parte de los electores para no equivocarse. No puede ponerse en juego la democracia. Se necesita de un verdadero líder de reconocida trayectoria a nivel nacional e internacional. Que tome decisiones importantes aunque sean impopulares, además de poseer transparencia, integridad, carácter, inspiración, pasión e innovación, paciencia, empatía y especialmente honestidad, entre otras. Los electores no pueden seguir haciéndole el juego a aquellos políticos emergentes y exponentes del fariseísmo que lo único que desean es el poder para enriquecerse y aumentar el empobrecimiento. Ejemplos tenemos y vemos. El caso de Bogotá manejada desde el Palacio de Liévano por ineptos alcaldes -cuatro en las dos últimas décadas- han procurado su atraso en más de treinta años. Administraciones nefastas de connotaciones peligrosas que ponen a tambalear el sistema democrático. La pandemia que también contribuye a la inconformidad ¿cambiará el concepto de los que acudirán a las urnas? Los jóvenes con su predicamento de no ser excluidos, tienen ahora la oportunidad de mostrar su talento en este evento electoral tan importante de elegir a la persona idónea. Porque no sólo con marchas, protestas vandálicas, destrucción y primeras líneas obtienen lo que desean.

La pelea es también contra las redes sociales manejadas -no todas- por personas manipuladoras y gobiernos extranjeros que tratarán de ingerir en las elecciones para desestabilizar y cambiar el estilo de gobierno y convertirlo en un nuevo escenario de la órbita socialista latinoamericana. El panorama político está agitado. Hay tiempo para escoger y no caer en las trampas puestas en el camino por los concursantes.

——-

 ———-

Leave your Comments