• 20 abril, 2024

NOCHE DE ENORMES SENSACIONES EN EL FESTIVAL BENEFICO

Antes de realizar cualquier reseña taurina hay que anteponer la labor social que se hace con el festival nocturno anual programado por la empresa de CORMANIZALES que sirve para paliar necesidades sentidas del Hospitalito de la capital caldense. Los toreros no cobran su actuación y si ofrecen un espectáculo en el que la plaza llena sus tendidos y se disfruta de una noche llena de alegría, taurinismo y sentimiento de apoyo y ayuda a una buena causa. Sería importante saber cuántos de los congresistas que atacan, vituperan, vociferan  sin conocimiento de causa y presentan proyectos de ley prohibicionistas, han ido a visitar los niños enfermos y a conocer de primera mano cuáles son sus necesidades y cuantos han hecho donaciones de sus abultados sueldos para colaborar en las penurias y apuros que pasan los infantes.

En materia taurina fue una noche mágica la de este 5 de enero en la que con plaza absolutamente llena, se lidiaron novillos correctamente presentados para festival de Ernesto Gutiérrez de gran Juego con excepción del sexto, siendo indultados el primero de nombre “Panadero”  marcado con el número 2 de 360 kilos y el segundo de nombre “Emir” marcado con el número 69 con 394 kilos. Se premió con la vuelta al ruedo al quinto de nombre “Florisel” marcado con el número 16 con 408 kilos.

Antonio Ferrera toreó con el alma y el corazón después de brindar a todos los niños. Excelsa faena premiada con dos orejas simbólicas.

Emilio de Justo toreando con temple como si estuviera haciéndolo de salón. Tandas largas en redondo con el consbido pase de pecho a la hombrera contraria. Dos orejas simbólicas.

Luis Miguel Castrillón torea con estética, componiendo muy bien la figura pero pierde los trofeos por mal manejo de los aceros. Palmas tras aviso

Román siempre autentico toreó por bajo a un ejemplar que le faltó algo de transmisión. La estocada en lugar correcto. Una Oreja.

Juan de Castilla pasa por un gran momento a pesar de no tener una cantidad estimable de corridas en su haber. Un ejemplar de buena condición le permitió el lucimiento con tandas en redondo de gran empaque. Estocada sin efectos y descabello. Ovación con saludo.

Tomás Rufo no tuvo suerte y se llevó el ejemplar de comportamiento irregular, sin permitir algún lucimiento especial del diestro, abreviando su labor con la espada. Silencio..

Leave your Comments