• 18 julio, 2024

OCTAVIO CHACON Y ADRIAN DE TORRES A HOMBROS EN VILLACARRILLO

OCTAVIO CHACON Y ADRIAN DE TORRES A HOMBROS EN VILLACARRILLO

Con una muy seria, exigente y ofensiva corrida de toros perteneciente a la ganadería de Arauz de Robles los toreros que hicieron presencia en la localidad de Villacarrillo (Jaén) este sábado -9S- se jugaron la vida. Octavio Chacón cortó tres orejas (1-2), Adrián de Torres dos en el 5º y Francisco de Manuel se marchó de vacío.

Por: Leopoldo Portilla Mesa

La presencia de los diestros que integraron la terna, Octavio Chacón, Adrián de Torres y Francisco de Manuel enfrentaron una corrida exigente, muy seria y ofensiva que lució el hierro de Arauz de Robles, en la que pusieron a prueba todo el conocimiento, actitud y técnica para lidiarla, ejemplares que fueron aplaudidos por los asistentes por su imponente presentación pero de escaso juego. La afición villacarrillense amante del toro-toro complacida por el empresario Carmelo se la gozaron en el marco de su tradicional feria y -2ª Corrida Pictórica del Aceite-. 

Esta pequeña localidad andaluza como la mayoría de las europeas de grandes historias correspondieron con ovaciones, aplausos y peticiones mayoritarias a Usía para el otorgamiento de los premios al jugarse la -piel los espadas- que encontraron dificultades en el comportamiento de los bureles, aquerenciados en los adentros y pensando demasiado en embestir. Acudieron de largo a las cabalgaduras, algunos con clase, otros menos pero sin rehuir el castigo. En los finales se defendieron, condicionando a los toreros a que la suerte suprema no fuera ejecutada como mandan los cánones. Examen difícil para la terna, aprobado, como lo demostraron en el ruedo con faenas que buscaron el pozo de nobleza, aprovechado con tandas bien instrumentadas.

Octavio Chacón mostró mucha porfía, oficio, talento, técnica, pilares de una tauromaquia que en el corto plaza tendrá el éxito deseado. Faena rotunda en el 4º, astado de vuelta al ruedo, por lo que le otorgaron el doble premio. En el que abrió plaza paseó una. Tres orejas -justas- lleva en su espuerta.

Adrián de Torres, pechó con el lote menos potable. Su primero un jabonero barroso por su mansedumbre fue enviado al destasadero prontamente. El 5º  transmitió e ilusionó pero ese fuelle no duró. La entrega y disposición artística del linarense le alcanzó para que la concurrencia hiciera una petición unánime. Dos orejas.

Francisco de Manuel se marchó de vacío. Sin opciones. La complejidad de sus toros el 3º el de menos clase en el encuentro con el de castoreño, las ideas mostradas no fueron claras. En el último de la tarde el de mayor romana 620k, aplaudido en el momento de aparecer en el ruedo, atendió con suficiencia su compromiso en el primer tercio, nuevos aplausos para el de Arauz de Robles. Voluntad del madrileño y el querer sacar algún partido no fue posible. Concluyó con una estocada corta.

Leave your Comments