• 13 abril, 2024

TOREO DE PROFUNDIDAD EN ANTEQUERA

  

Por cuenta de los espadas Finito de Córdoba y Luis Bolívar los concurrentes a la sexta corrida de la Gira de la Reconstrucción vivieron una tarde para no olvidar. Los Zalduendos colaboraron con el mejor comportamiento permitiendo al Califa Finito de Córdoba obtener los máximos trofeos y Bolívar una fuerte ovación y una oreja.

Por: Leopoldo Portilla Mesa

El toreo profundo, de verdad en diferentes estilos deleitó a los espectadores y aficionados que asistieron en el número permitido por las autoridades sanitarias a la plaza de Antequera, ciudad pletórica de arte, vibró por las obras artísticas plasmadas por los toreros en ese escenario natural de arte y tragedia. Finito de Córdoba en tarde de inspiración bordó ante el tercero de la tarde de nombre -Doctor- una faena que rayó en la perfección. Razón tenían los clásicos periodistas de antaño cuando hablaban o escribían de la existencia de la sublimación del toreo. Práctica de escasos intérpretes, hoy se ha visto a uno de ellos en este albero andaluz. Ante tal espectáculo se le perdona la muerte al excelente Zalduendo y al Califa se le otorgan las dos orejas y rabo simbólicos. Con el que abrió plaza, -Baldío- de nombre, también con mucha clase y nobleza -Finito- empezó a generar por sus maneras y formas una grande expectativa que minuto a minuto evolucionó dentro de la más exigente ortodoxia, faena exquisita por ambos costados que firma con una certera estocada. Dos orejas.

Por su parte el diestro colombiano Luis Bolívar expuso su tauromaquia, dominadora, con temple, de plantas firmes, madurez y figura vertical. Diez y seis años de doctorado le dan licencia para entender rápidamente a sus antagonistas y darle la lidia matemática que necesitan los astados. Otro estilo que igualmente tiene una admiración y valoración muy alta entre los eruditos del toro. El manejo suave y lento del capote y muleta sirvió para que las reses sorteadas de buen juego le dieran el triunfo, esquivo al final por la toledana, pero en la culminación de la labor del último se llevó una oreja.

En síntesis ha sido un compendio de tauromaquia pura.

 

Leave your Comments