• 13 abril, 2024

UN MAL ENDEMICO

UN MAL ENDEMICO

Quienes hacemos presencia en las plazas de toros o con la tecnología avanzada que nos permite ver a través de un celular las incidencias de una corrida de toros, con viva preocupación observamos cómo cada día es más la falta de casta de los astados que se lidian en las plazas europeas y ni que decir de las americanas.

El jueves que acaba de pasar con plaza llena en Moroleon – Guanajuato con un cartel muy atractivo en el que se acartelaron Morante de La Puebla – Arturo Saldivar y Andrés Roca Rey además de un aspirante a rejoneador, se lidiaron ejemplares de Carranco, absolutamente descastados, además de faltos de trapío, salvando la tarde-noche el peruano Andrés Roca Rey al cortar las dos orejas del segundo de su lote.

Es un mal endémico, crónico que se viene presentando en casi todas las plazas americanas apenas con algunas excepciones como la del pasado 7 de enero en el marco de la feria de Manizales con un completísimo encierro de “Santa Bárbara” que dio excelente juego con dos toros de vuelta al ruedo y uno indultado, siendo el triunfador de la feria.

Es hora de que los ganaderos americanos vayan visualizando la posibilidad de refrescar sus ganaderías con sangre de hierros españoles que vengan teniendo alguna regularidad en sus presentaciones.

El mal juego de los toros, aunado a su mala presentación y a los altos costos de los toreros, está dando al traste con la fiesta que ve frustradas sus expectativas con carteles tan atractivos como el de Moroleon, plaza que se llenó pero que si no es por la porfía, la voluntad y profesionalismo de un torero joven como Roca Rey, el desencanto  hubiese sido total.

En manos de los empresarios, ganaderos y toreros, está el futuro inmediato de la fiesta; llenar una plaza es muy complejo con los actuales precios de boletería y espectáculos que no trasmiten ninguna emoción, expulsando así de los tendidos a los aficionados que ya están cansados y económicamente lesionados.

Leave your Comments