• 22 junio, 2024

¿Y AHORA?

¿Y AHORA?

El presente viene despejando las dudas que sobre el futuro de Colombia continúan en la mente de quienes no creen en los programas del nuevo gobierno, mentiras reiteradas que las intentan convertir en verdades. Ahora todos cobijados bajo la misma carpa y sin oposición alguna dirigirán a la República a un ¿Gobierno de Concentración?

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

La vía está siendo despejada para que el nuevo gobierno que entra a partir del -domingo 7 de agosto- por los debilitados partidos políticos tradicionales y por aquellos minoritarios que suman pero no cuentan, tomaran la decisión más fácil, unirse a la aplanadora congregacional para decirle -todo vale, todo sí- legal o ilegal es igual- a cambio de la negociación de prebendas y repartición del país. Causa común. Se olvidaron de sus diferencias. Por lo cual se puede colegir que la lucha contra la corrupción no se dará. Expertos reconocidos en el tema permanecen allí. Se refugiaron, obtuvieron amparo, se oxigenaron y ahora sacan pecho, porque su trabajo en el coro del próximo gobierno les allana el sendero.  Seguirá rampante y campante la corrupción y quien prometió combatirla, mirará hacia la otra orilla. Igual ocurrirá con los cultivos ilícitos y seguramente con los otros temas sensibles que aquejan a la nación. La heterogeneidad política desaparece y la dictadura de la misma forma llegará más rápido que tarde. El camino está expedito. La JEP que socializa su controversial Informe de la Verdad por todo el mundo, coadyuva a que la carrera hacia un Gobierno de Concentración se logre en el menor tiempo posible. Gobiernos proclives no tardaron en reclamar la victoria y enviar sendos mensajes de felicitación. Colombia era el último bastión que les faltaba por tomarse. Muchos años han pasado y el progreso no se detecta en la América Latina progresista que desean.

Al parecer la oposición otrora fuerte y contundente y a falta de un nuevo líder desaparecerá porque las fuerzas oscuras hacen todo lo posible para que en el corto tiempo así suceda. La única verdad es que se ha elegido a un populista democráticamente.

Leave your Comments