• 18 julio, 2024

MARCOS OVACIONADO EN SU ALTERNATIVA

MARCOS OVACIONADO EN SU ALTERNATIVA

Dos orejas corto el diestro galo Juan Leal y Daniel Luque recibió sendas ovaciones en cada uno de sus toros tras importantes faenas en esta corrida de la Feria de La Vendimia de Nimes. El nuevo matador ovación y palmas.

Por: Leopoldo Portilla Mesa.

El toricantano Marcos Pérez, abrió la tarde con unos buenos lances a la verónica que ilusionaron y presagiaba una actuación de buen nivel con la muleta. Las condiciones del burel se vinieron a menos y Marcos piso los terrenos de su antagonista, trasteo laborioso que colofonò con certera estocada. En su segundo -sexto de la tarde- saludó con una larga cambiada de rodillas y varias verónicas de buen trazo. Antonio Muñoz picó al animal, al que Pérez posteriormente pasaportó con entrega en la muleta por ambas manos. La lástima fue que pinchó al animal, porque hubiese cortado una oreja del astado.

El fuerte viento que impero durante la lidia del astado de Daniel Luque no impidió el buen torear. Primo la suavidad y con la voz ayudo -al toro que tuvo buenas condiciones- para engancharlo en los vuelos de la muleta. Faena que gusto por su calidad que desafortunadamente no fue bien rubricada. Su segundo fue la cara opuesta. La capacidad y entrega fueron fundamentales para extraer lo bueno del cornúpeta.

Juan Leal se constituyó en el triunfador de la tarde. Su primero fue un cinqueño que impactò desde el mismo momento que salto al ruedo. Produjo un tumbo en su primer encuentro con el caballo y mostrò intensidad en el segundo. Vibrò el pùblico en el inicio de faena de Leal, se lo pasó por detrás de rodillas en el centro del anillo, dejándoselo llegar de lejos. A partir de ese momento, se sucedieron las tandas en redondo del torero galo, intercaladas por circulares. De rodillas se echó también en un final de faena en el que el toro seguía respondiendo con bravura a la proposición del torero, que mató por derecho a un animal al que desorejó.

El segundo de su lote otro toro que rozaba los cinco años. El viento regreso para incomodar la faena. Los cambiados por la espalda dieron inicio a la faena que se interrumpió por una voltereta que no impidió que torero continuara con su faena. De un solo intento y a ley lo despachò. Dio una vuelta al ruedo con petición previa. 

Leave your Comments